The Land Trio, ni de aquí ni de allá, del universo

El ensamble musical se presentó en Puebla como punto inicial de su gira por el mundo

The Land Trio, ni de aquí ni de allá, del universo

Enrique Moreno Ceballos / Subterráneos

* En entrevista para Subterráneos, Jerónimo Rajchenberg nos habla sobre el proyecto, la revolución y la subsistencia de la música independiente en un mundo capitalista

 

Puebla, Puebla. Entre luces tenues y suspiros, el ensamble musical, The Land Trio, se presentó en Profética, 3 Sur 701. Poco antes de las nueve de la noche  y con un clima frío que no respetaba ni a los instrumentos, el trio, conformado por el mexicano Jerónimo Rajchenberg, el nigeriano Javad Butah y el Iraní Sabah Alizadeth, hizo sonar la Tabla, el Charango, Coco-banjo, el Requinto Jarocho y la Guitarra, para lograr piezas que reflejan universalidad, maestría en improvisación, así como un espíritu de hermandad entre los músicos.

Desde arreglos para Frédéric Chopin, hasta con composiciones de Eduardo Núñez o Ramón Gutiérrez, The Land Trio mantuvo la diversidad cultural en la interpretación, ofreciendo también piezas originales como Kaushi y Abuelo, esta última dedicada a los abuelos de Jerónimo y Sabah respectivamente.

En entrevista para Subterráneos, Jerónimo Rajchenberg nos habla sobre el nacimiento del proyecto, sus raíces culturales, la revolución dentro de la música,  el soporte de un ensamble independiente dentro de un mundo capitalista y el futuro del Trio.

 

¿Cuáles son las raíces del proyecto? ¿Cómo inicia The Land Trio?

—Todo fue como si el trío nos escogiera a nosotros. Conocí a Sabah hace un año y medio, sacamos los instrumentos y supimos que debíamos tocar juntos, después conocí a Javad y ocurrió lo mismo, durante el primer ensayo dijimos ¡Ya está! Con respecto a las raíces de fe, creo que en toda clase de religión está el amor; cuando conoces a un musulmán de verdad, este dirá que ya seas cristiano o budista, sólo cuenta lo que das y recibes de otros, pero finalmente la etiqueta no es lo importante, cuando nos juntamos hay amor, música y el placer del sonido.

 

¿Qué culturas incluyen en su trabajo?

—A nivel individual somos una mezcla absoluta, ¡Yo soy mexicano, de padres argentinos y abuelos polacos, pero vivo en Estados Unidos! Javad es de madre turca, padre rumano, vivió en la India y nació en Nigeria, por otro lado, Sabah es de Teherán, capital de Irán. A nivel musical tocamos el Kamanche que viene de la región persa, con la Tabla tenemos la tradición de la India, y el Requinto Jarocho de tradición mexicana que tiene como antecedente el Laúd egipcio, ¿Cómo llegó a Veracruz? Es un completo misterio. El Charango es de tradición andina, el Coco-banjo es invento canadiense y finalmente, la Guitarra de origen europeo.

 

¿Qué mensajes quieren transmitir a través de su música? ¿Qué historias?

—La primera pieza que se interpretó, por ejemplo, lleva por nombre Maestro Puma, y es algo que escribí tras viajar a una reserva salvaje, al norte de los Estados Unidos, donde conocí a este animal bellísimo, pero antes, el cuidador nos advirtió, ‘si él quiere verlos, saldrá, sino no’ Entonces el felino aceptó vernos y el encuentro fue muy fuerte. Finalmente el mensaje del Trio es querer comunicar y estar abiertos, no importa el lenguaje o la tradición musical que tengas, la comunicación se puede dar entre hombres, animales o plantas. ¿Porqué las escuelas clásicas de música tienen la idea cuadrada sobre música buena o mala? Se deben borrar las fronteras, todos tenemos la capacidad.

Hay Revolución en todas partes, en algunos lugares es efectiva, en otros sólo necesaria, ¿Cómo crees que influye la música dentro de la Revolución?

—Toda la vida nos han condicionado dentro de esquemas, pero el arte siempre abrirá los ojos a la gente, cuando el humano se comunique a través del amor, no del consumo o la propiedad entonces no hará falta hablar de una Revolución.

En un mundo capitalista ¿Cómo se sostiene un proyecto musical independiente? ¿Cómo lo han logrado?

Ahí entra la parte religiosa… ¡Con puros milagros! (risas). No, ya en serio, cuando una banda pone amor a lo que está haciendo, la gente lo reconoce y eso permite que una banda subsista, incluso económicamente. También hay que tener unas ganas muy fuertes, porque aunque hay presentaciones que no son pagadas, como la de hoy, por ejemplo, no importa, nosotros salimos contentos de hacer esto, no necesitamos más, se trata de convicción y amor. Precisamente agradecemos a nuestro amigo José Luis por darnos el espacio en Profética.

¿Qué sigue para The Land Trio?

Estamos grabando nuestro primer disco y en diciembre tenemos gira en Europa, en marzo nos vamos a Irán, y en verano probablemente será Brasil y México una vez más.

Web: www.thelandtrio.com

Tags: Subterráneos, alternativas, cultura, Puebla, Land Trio, Profética, música, entrevista.

~ por subterraneosmx en 30 agosto, 2012.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: