Yohualichan 2012, una experiencia metafísica

Población que representa uno de los tres corazones del pueblo Totonaco

Yohualichan 2012, una experiencia metafísica

Enrique Moreno Ceballos/Subterráneos

* Celebró el Ritual de Música y Danza, Yohualichan ‘Kampa to Xolalmej Ilhuitij’ (‘En Yohualichan todos nuestros pueblos están de fiesta’, traducido del Totonaco)

 

Yohualichan, Cuetzalan del Progreso, Puebla. “No se desespere, el paraíso está cerca”, aseguran los anuncios de bienvenida para la ciudad de Cuetzalan, Puebla, y es que atravesar el camino de curvas que lleva a la población puede resultar un reto para los viajeros que van en busca de sus calles empedradas y una bolsa del café de la región.

Pero Yohualichan es otra historia, esta comunidad se encuentra a unos cuarenta minutos de la misma Cuetzalan y se destaca por ser uno de los tres corazones del Totonacapan o Pueblo Totonaco, cosmovisión que también incluye al Tajín y que se presenta evidente en la arquitectura y material de construcción de ambas zonas arqueológicas.

Irónicamente, la pirámide de Yohualichan está situada a un costado del Templo de la Virgen del Carmen, escenario que resalta los efectos de la conquista española en las originales culturas indígenas y funciona como principal atracción de la zona, así como centro primario para el Ritual de Música y Danza, Yohualichan ‘Kampa to Xolalmej Ilhuitij’ (‘En Yohualichan todos nuestros pueblos están de fiesta’, traducido del Totonaco), que se celebra anualmente y que el equipo de Subterráneos experimentó en su edición 2012.

Del 2 al 5 de agosto, entre gastronomía, música y distintas artes escénicas y plásticas, las culturas indígenas de Cuetzalan y regiones aledañas, se reunieron para celebrar y exaltar su orgullo y espíritu idiosincrático.

 

Música

De entre lo más destacado, se encuentra la presentación de Rockercóatl, agrupación de rock cuya original propuesta es la total composición de letras en el idioma Náhuatl. Previo a la interpretación, Juan Manuel Sánchez, vocalista de la banda, compartió con estas palabras para nosotros, “Nuestras letras hablan de amor, odio, la grandeza de nuestros antepasados y de lo que nos fortalece como mexicanos. Lo más importante es mantener la fe como pueblo. Las culturas prehispánicas vivían bajo leyes de la naturaleza, los Tlatoanis, que aún prevalecen en algunas comunidades, se burlan de los políticos de hoy, que crean leyes para dos o tres días”. Su último álbum, Mochipa Forever, fue nominado a mejor producción para el Premio Internacional de la Música Independiente, en Cuba, y la banda se encuentra orgullosa de este reconocimiento, a pesar de no poder estar presente en dicha ceremonia.

En la Plaza Principal, interpretaron piezas como “Déjame”, “Bolero Death”, y “Mariachi” que pregona: “He de morir cantando si mariachi me hizo Dios”, también se escuchó “Tezcatl” que significa Espejo de agua traducido del náhuatl, “Yeztaltzin Sam” una clara protesta en contra de los vecinos estadounidenses y el cierre lo hicieron con “Xitememan”, nombre para súper héroe mexicano que al español se interpreta como “El Hombre Testículo”.

 

Gastronomía

La fiesta también se sintió con el museo vivo de la comida comunitaria Nahua-totonaca y con una posterior degustación gastronómica, en la cual, mujeres indígenas del municipio y de juntas auxiliares aledañas, que manejaban claramente tanto el español como el náhuatl, exponían la forma de preparación de cada platillo típico de su región e invitaban a los asistentes a probar cada una de las comidas. Desde largas mesas, se podía disfrutar de conejo adobado, natilla de elote, Pulakhla totonaco o tamal de frijol, sopa de piñón, pay de maracuyá con hongos enchipotlados, los atoles de calabaza, el mortajado o el de masa, y también frijoles con pipián.

 

Interés de los jóvenes

Durante la muestra estuvo presente el Director de Casa de Cultura de Cuetzalan, el Maestro Gregorio Méndez Nava, quien nos reveló que la ilustración del cartel oficial del festival, titulada “Al acecho en noche estrellada”, pertenece a su autoría, además de su asombro por la cantidad de asistentes, que superó la del año anterior. Por otra parte, la Directora de Turismo Municipal, Maestra Mary Carmen Olvera Trejo, quien comentara sobre la participación de la juventud en eventos como el de Yohualichan, “¡Los jóvenes ya se interesan por la cultura! En junio, por ejemplo, nos visitaron estudiantes de la Universidad de San Francisco, California, en pro de un intercambio cultural. Son a ellos a los que les toca educar ahora, me asombra, a propósito, el movimiento Yo Soy 132”.

También, el Arqueólogo Alberto Diez Barroso, Director de Culturas Populares de CONACULTA, reiteró el esfuerzo que se hace para proteger al patrimonio cultural inmaterial de las culturas indígenas, además mencionó la propuesta que se contempla de crear un catálogo o inventario que incluya cada comida de la degustación. Finalmente, Gerardo Pérez Muñoz, Director de Colibrí, publicación cultural del Diario Cómo?, señaló la importancia de que este ritual se celebrara durante el Segundo Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas, al igual que el peso del 9 de agosto, Día Internacional de las mismas.

El enriquecimiento cultural se mostró, aún más, con el Encuentro de Danzas Tradicionales, en el que se convocaron a 30 grupos, formando un total de 900 danzantes. Los Caballeros Águila, Pirámide Yohualichan, Los Quetzales, Los Santiagueros, Voladores Guerreros del Sol, entre otros, formaron parte de esta exposición sensorial en la que se rinde tributo a la naturaleza desde la toma del poste o tronco para la danza del vuelo, hasta las notas musicales que emanan de cada maestro violinista, figura central de cada presentación.

 

La danza

Entre mujeres portando su tajmach kamiza o blusa de labor, hombres de sombrero y pies descalzos, niños danzantes portando verdaderos machetes para su presentación y coloridas plumas que simulaban las de un quetzal; Yohualichan empapó a los asistentes y creadores del folklor y las riquezas de las culturas indígenas de nuestro país, unas que con la urbanidad pasan desapercibidas o son infravaloradas.

 

Pie. El Ritual de Música y Danza, Yohualichan ‘Kampa to Xolalmej Ilhuitij’ incluyó música, danza, gastronomía, talleres, entre otras actividades. Fotos: Wendy Pardo/Subterráneos

~ por subterraneosmx en 8 agosto, 2012.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: