Paraíso ahora

Paraíso ahora

Víctor M. Rodríguez / Subterráneos

 

Ahora que, en los noticieros, volvemos a ver que los conflictos entre Palestina e Israel se han intensificado, me he acordado de una película muy recomendable que estuvo compitiendo por el Oso de Oro en Berlín en 2005 y que ganó el Globo de Oro a Mejor Película de habla no inglesa.

Se trata de Paradise Now (Paraíso Ahora, 2005) del director Hany Abu-Assad, película que no puede ser intimista. Desde el inicio se muestra a los personajes principales en un plano general que de antemano indica distancia (distancia entre ellos y nosotros como espectadores), esto porque el director no quiere que nos relacionemos tanto con ellos, que no haya empatía. No pretende explicar sus razonamientos, mucho menos su lado sentimental. Pero sí exponer las motivaciones por las cuales van a actuar, para darle un sentido de imparcialidad al a lo que veremos a lo largo de del film.

Por lo que el director intenta que sólo seamos testigos del acontecer diario en aquél lugar. Sabe que el involucrarnos en lo más mínimo con los protagonistas sería chantajista y pretencioso. La neutralidad facial de los actores hace que estemos al pendiente de cada una de sus reacciones, lo que da cierto misticismo e intriga. Lo que sí se deja en claro es la gran amistad que existe entre este par de personas (los protagonistas Saïd (Kais Nashef) y Khaled (Ali Suli-man), dos amigos que viven en zona muy delicada de Palestina.

Es tan precisa la fotografía, que nos adentra rápidamente en el contexto en el que se desarrolla la historia. Colores vivos, un sol que no deja de brillar (al cual no se le escapa nada) a pesar de lo que viven los personajes. Un aire denso y un calor que por momentos sofoca no solo a Said, sino también al espectador. Con algunos toques cómicos en los diálogos para darle un balance real a lo que vemos.

 

De lo que trata Paraíso

Saïd (Kais Nashef) y Khaled (Ali Suli-man) son amigos desde la infancia. Viven en Cisjordania, lugar donde día a día se tiene que velar por la vida, estando alerta a cualquier misil que pueda impactar en la ciudad, cierres de carreteras y soportando continuamente amenazas.

Han sido elegidos para cumplir un ataque suicida en Tel- Aviv. Como sucede con cada suicida, son grabados en un vídeo, donde explican los motivos de sus actos (vídeos que se pueden rentar e incluso comprar).

Son preparados para la misión (el ritual incluye vestir de traje, comer bien y el estar lo más presentables posible para camuflajearse con facilidad). Les han adaptado al cuerpo un dispositivo con varios explosivos.

Todo está listo, pero algo saldrá mal y tendrán que abortar la misión e intentarlo al otro día.

Suha (amiga y enamorada de Said) intentará convencerlos de que lo que se disponen hacer solo traerá más problemas y sangre a su gente. Khaled se convence inmediatamente, pero Said luchará por lo que él piensa, es su deber, su destino.

Recomendable para entender un poco lo que acontece actualmente con dos pueblos en conflicto.

~ por subterraneosmx en 29 marzo, 2012.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: