Mata-Hari, la primera 007

Mata-Hari, la primera 007

Raul Rivera / Subterráneos

*”Poder, intriga, sexo y traición: ¿qué serás capaz de hacer por tu país?”, frase promocional del videojuego Mata-Hari

 

Nace el 7 de agosto de 1876, Margaretha Geertruida Zelle (Mata-Hari) en una familia de escasos recursos en la ciudad de Leeuwarden, Holanda. Mientras estuvo en la escuela elemental nunca destacó como estudiante. Al llegar a los trece años tuvo conflictos con sus compañeros y profesores, quienes la acosaban y le enviaban correspondencia altamente erótica. Incluso el director de la escuela, Wibrandus Haanstra, le declaró su amor en medio del patio escolar.

A los 18 años contesta el anuncio de un periódico puesto por un militar viudo que buscaba esposa. Después de un año se casaron y viajaron a las indias orientales. Él,  de 39 años de edad, era un aficionado a la bebida y al juego y ella tenía un hijo fuera del matrimonio. Después de perder a su segundo hijo  regresan a Holanda. Abandona a su esposo y viaja a París para trabajar como modelo y actriz. Después de fracasar en sus distintos trabajos, consiguió varios benefactores que la presentan en sociedad como una adolescente oriental. A partir de ahí comenzó a crearse una vida ficticia, en la que ella era una princesa de la India conocedora de los bailes prohibidos.

“Mi madre, gloriosa bayadera del templo de Kanda Swandi, murió a los 14 años, el día de mi nacimiento. Los sacerdotes me adoptaron y me bautizaron bajo el nombre de Mata-Hari, que quiere decir ‘Pupila de la Aurora´”.

Después de eso visitó varias partes del mundo y se enredó con distintos militares: “Amo a los militares. Los he amado siempre y prefiero ser la amante de un oficial pobre que de un banquero rico”.

Es por ella que varios de los estereotipos de la vestimenta y las costumbres orientales se hayan mantenido hasta nuestros días. Fue ella quien comenzó a usar sostenes estrafalarios, porque, según se ha dicho, en un arranque de celos su ex marido le arrancó un pezón de un mordisco.

Otra de las cosas que popularizó fue la “Danza de los Siete Velos”, en la que se iba despojando de las prendas hasta quedar desnuda.

Durante la primera guerra mundial, por cosas de la suerte, comienza como espía al servicio de los alemanes con el nombre clave de ÒH-21Ó, pero por compromisos personales termina siendo doble espía, enviando información a los franceses.

El órgano de contraespionaje francés la investiga por sospechar que trabaja como doble agente, dando información a los alemanes. En 1917 son interceptados documentos enviados al jefe del estado mayor alemán Von Kalle, quien también era amante de Mata-Hari, en los que se revelaba que la agente H-21 alemana era ella misma.

El 15 de octubre de 1917 una enorme multitud se reunió para su ejecución. Paco Ignacio Taibo I, en su libro La Otra Mitad de Nada, narra que al ser presentada ante el pelotón de fusilamiento los militares se sintieron compadecidos, “pareciera que dispararon con los ojos cerrados pues ningún tiro le dio, para la segunda carga solo un soldado valiente le dio en el corazón”.

En palabras de sus defensores, ella, para mantener su nivel de vida, tuvo que vender información a los dos bandos de la guerra, pensando ingenuamente que eso no tendría consecuencias.

La vida de Mata-Hari ha sido llevada al cine dos veces, una en 1931 y otra en 1985, también existen una novela con narrativa autobiográfica, Yo Mata-Hari, y un videojuego para PC.

http://www.elalmanaque.com/biografias/matahari.htm

~ por subterraneosmx en 15 diciembre, 2011.

 
A %d blogueros les gusta esto: