Caifanes, a propósito de su reencuentro

Junto a la banda la empresa Ocesa y su emblemática representante Marusa Reyes

Caifanes, a propósito de su reencuentro

Subterráneos

 *Lo más chingón es que Caifanes constituyó hace 24 años, igual que el día de hoy, un hogar para nosotros, que dábamos vueltas por diferentes recovecos de la música: Sabo Romo

Puebla, Puebla. Diferentes hechos nos hacen opinar que Caifanes es una de las bandas con mayor trascendencia en la historia del rock en México. A finales de la década de los ochenta, cuando el rock en español procedía de bandas argentinas y españolas, a través de una compañía discográfica se introdujo en el mercado el “Rock en Tu idioma”. Los mexicanos salíamos de un letargo y oscurantismo, el rock estaba prohibido al igual que las reuniones masivas. Las estaciones de radio transmitían música en inglés y aunque hubieran querido transmitir rock en español, en poco tiempo hubieran acabado con el escaso repertorio. Por si fuera poco, la estación que transmitía rock en México: Rock 101, se negaba a transmitir el incipiente rock mexicano por considerarlo de mala calidad.

Las compañías disqueras se abocaron a la búsqueda de una banda que cantara en español, fuera mexicana y que pudiera significar ventas representativas, hubo muchas propuestas.

Caifanes entonces destacó con una irónica canción que remitía al pachuco Tintán: “Mátenme porque me muero”, y que además empataba con la escena de depresión que vivían los jóvenes en la década de los ochenta, donde había que estar “depre”.

Eureka!, Caifanes fue la banda que llenó expectativas de disqueras y radiodifusoras, su propuesta, nacida en una delegación del DF, de pronto se hizo masiva, de tocar en Rockotitlán, un pequeño foro casi clandestino de rock, de pronto creció y creció. La trascendencia de la banda la llevó a ser considerada por la empresa más poderosa de la industria de conciertos en México: Ocesa, para abrirle un concierto a sus “Satánicas majestades”, los Rolling Stones, para envidia y coraje de Alex Lora.

Su vida musical fue dirigida por una manager considerada la “rey midas del rock”, Marusa Reyes, y aquí cito una definición del escritor Xavier Velasco, biógrafo de Caifanes: Contrataron a su manager, Marusa Reyes, tema del cual no me interesa hablar, porque ella nunca fue parte de la banda ni lo sería, era una administradora con quienes algunos no tuvimos una amistad. Entiendo que ella ayudó a Saúl a ajustar alguna serie de cosas necesarias, no es una mujer simpática, ni lo será. No se acabó la vida loca, pero adquirió sus límites. A partir de ahí nuestro juego era escapárnosle a Marusa y seguir la vida loca.”

A 16 años de su separación, el pasado 7 de octubre Caifanes se presentó en Puebla, ante una audiencia que superaba las 15 mil personas, sin el cobijo de una compañía disquera, pero sí con el de su eterna manager Marusa Reyes y la poderosa empresa de conciertos Ocesa.

Previo a su concierto, Sabo Romo, Alfonso André, Diego Herrera y Alexandro Marcovich respondieron preguntas de los Subterráneos en conferencia de prensa:

Si grabaran algo nuevo, ¿de qué hablarían? Tomando en cuenta que es una épocas distinta de cuando ustedes iniciaron

Diego Herrera: No sé. Yo creo que sí es lo mismo, hay una parte que sigue siendo muy vigente, tendrá diferentes matices pero creo que las cosas siguen siendo las mismas para mi gusto. Ahora se han acentuado ciertas cosas, el país es muy diferente, tenemos elementos de violencia que no teníamos antes, pero creo que es difícil contestar esta pregunta hasta que nos sentemos a componer y ver por donde serían las cosas.

Alejandro Marcovich: De alguna manera la vida de los cinco se ha enriquecido con la llegada de seres maravillosos que son nuestros hijos, con 17 años de muchas experiencias en el terreno de la música, tocando con diferentes artistas, grabando discos, en mi caso mi enseñanza. De todas maneras la música de Caifanes nunca ha sido (como pasa en muchos casos en el rock mexicano) muy contestatario, muy urbano, es un poco más esotérico. Yo me imagino que lo que pudiera venir de parte de Caifanes tendría que ver también con ese espíritu mágico psicodélico, y es un poco aventurado decir en este momento de que se trataría de un disco nuevo, creo que ni nosotros lo sabemos.

Cuando ustedes empezaron tener una banda de Rock era una afrenta, era darle voz a cierto grupo de jóvenes, era buscar que los medios hicieran caso. Ya pasó el tiempo y esto ha cambiado, ahora ya hay medios, conciertos, muchas bandas de rock, ¿qué reto tendría el rock ahora, qué de irreverente, qué cuestionamiento debería tener el rock en este momento?

Sabo Romo: Por lo contrario a lo que mucha gente supone, Caifanes no es la primera banda de ninguno de nosotros, antes de Caifanes habían pasado muchas cosas, incluso antes de que nosotros tocáramos acaba de ser el 40 aniversario del Festival de Avándaro, que sin duda alguna fue un parte aguas de lo que está pasando el día de hoy, y que a muy poca gente le interesa. Entonces nosotros, asumo la voz de los cinco, como consecuencia de eso, del bagaje musical, del barrio en el que nacimos, en el que crecimos, de la experiencia que adquirimos con el tiempo, nos lleva a formar bandas. Entonces, Alejandro, Saúl, Alfonso te pueden hablar de Las Insólitas imágenes de Aurora. Yo te puedo hablar de Taxi, y Diego te puede hablar de un montón de cosas que hizo que incluso no tiene que ver con el rock. Entonces es una pérdida de tiempo dedicarle siquiera un poco de pensamiento a esto, no me vayas a mal interpretar, pero el asunto no es ver de dónde viene o qué ha pasado, si nosotros cuando empezábamos veníamos de las coladeras o de la clase media, yo creo que eso en este momento y a estas alturas es absolutamente irrelevante.

“Creo que en todo caso lo más chingón es que Caifanes constituyó hace 24 años, igual que el día de hoy, un hogar para nosotros que dábamos vueltas por diferentes recovecos de la música, entonces cuando nos encontramos en Caifanes, a partir de una cuestión amistosa, cariñosa, de respeto musical y formamos una banda (salvo la mejor opinión de los que están aquí a mi lado), nos encontramos un lugar donde podíamos estar en paz y donde podíamos expresar lo que nos daba la gana y —además de todo— nos permitía eventualmente tener acceso a otras cosas, esto lo seguiríamos haciendo con o sin medios de comunicación, con o sin la tele, con o sin canales de videos, con o sin la radio, como había pasado antes y como veníamos haciéndolo antes. Hace 20 años nos gustaba dar la respuesta de que no estaba de moda el rock en español, estaban de moda los medios de comunicación y hoy 20 años después me parece que es lo mismo.

Más fotos en: http://www.facebook.com/subterraneosmx

Más videos en: http://www.youtube.com/subterraneoscommx

Fotos: Wendy Pardo/Subterráneos

~ por subterraneosmx en 13 octubre, 2011.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: