Abel Membrillo, el espectáculo de la antiradio

Abel Membrillo, el espectáculo de la antiradio

Hugo Cabrera/ Subterráneos

 

Han pasado dos años desde que Radio Ibero 90.9 realizó un homenaje a la estación de radio Rock 101, misma que había transmitido por última vez en 1993. Durante ese homenaje fueron invitados diferentes conductores y productores de la entonces emisora Rock 101 para que realizaran programas inéditos, en otras palabras, que volvieran a transmitir sus programas como lo habían hecho años atrás. Entre los invitados ese 1 de junio de 2009 en Radio Ibero estuvieron, Iñaqui Manero, Jaime Pontones y Abel Membrillo.

Motivado acudí a la Ibero Santa Fe para ser testigo de esa memorable reunión, guiado por la productora Julia Palacios presencié la producción de “La Puertita Antiradio”, Abel Membrillo, Willy Yarmes y Vicente Solís, veteranos en la radio que fueron asistidos por los jóvenes de Radio Ibero.

En esa ocasión, Abel Membrillo, Willy Yarmes y Vicente Solís propusieron un programa radiofónico que narraba la historia de un par de amigos: “Llanero Solitario y Toros”, que cabalgando buscaban salvar a “Edmundo”.

En la cabina pude ver como Abel Membrillo, Willy Yarmes y Vicente Solís golpeaban el escritorio simulando una cabalgata. La coordinación entre los conductores se llevaba acabo con miradas, con risas. Las emociones provocadas en la narración se creaban primero en la cabina, luego atrapaban al operador y terminaban por viajar a través de las ondas radiofónicas. La energía emocional era provocadora al igual que esa forma de hacer radio comprometida con cuestiones humanas, no sistematizadas, no marketing.

En ese junio de 2009, “La Puertita, el espectáculo antiradio, la habitación donde bailan todas las sustancias, el único programa shampoo y acondicionador al miso tiempo”, había transmitido por última vez.

 

Abel Membrillo y Rock 101

 


Abel Membrillo murió el pasado miércoles 1 de junio a los 40 años, víctima de un infarto, padecía del corazón y terminó por ser la causa de su muerte. Muchos escucharon su voz y lo conocieron a través de programas como “Otro Rollo” de Televisa (México) o promocionales de la misma empresa, pero sus inicios creativos se dieron en Rock 101. Actualmente Rock 101 regresó a transmitir a través de internet (www.r101ck.mx); Luis Gerardo Salas, creador y actual director de la estación publicó el siguiente texto en referencia a Abel Membrillo:

Abel siempre fue una fuerza propositiva. Fundamentalmente educado, atento, honesto, siempre ejerció su fuerza creativa desde la profundidad de su visión única, sin pretextos ni justificaciones. Cumplió con una tarea difícil: armonizar su vida personal con su vida profesional. Con el mismo afecto con el que abrazaba a su familia, amigos, pareja, abrazaba sus proyectos laborales que, por cierto, nunca fueron trabajo. Fueron retos, desafíos para su brillante inteligencia.
El homenaje que ha recibido desde todos los frentes es el resultado de esa armonía ante la vida.
Socio fundador de la nueva odisea de Rock 101 -por cierto, él fue quien acuñó dicho eslogan- será siempre en mi vida una llamada pendiente. Para saber de su salud, para hablar del futuro del proyecto, para hablarnos. Será una ausencia muy notoria que tuve el privilegio de conocer desde aquel 1989 en que llegó a la radio a traves de Rock 101 con su Puertita Antiradio en compañia de sus inseparables Willy y Vicente.
Su desaparición de este plano sólo me confirma el ímpetu de la supervivencia con que seguiremos impulsando nuevas ideas, nuevos proyectos que, en nuestro caso, Rock 101, siempre estarán incompletos. Faltará siempre su punto de vista. Su filo. El inolvidable “ja, ja, ja
Coincidencias

Fue un primero de junio del 2009 cuando “La Puertita Antiradio” se transmitió por última vez, al igual que el día de su muerte.
Después de haber visto a Abel Membrillo disfrutar su trabajo, recuerdo haberlo entrevistado pero, quedó más en mi mente su figura solitaria recorriendo el campus de la Ibero. Se detuvo ocasionalmente para contemplar la magnitud de la ciudad. Lo observé en esa postura un tiempo considerable y sin que él notara mi presencia. Disfruté mucho esa imagen porque al tiempo que él pensaba noté en su rostro una sonrisa, como quien trama algo divertido para realizar en el futuro.

Abel Membrillo creador de “La Puertita, el espectáculo antiradio, la habitación donde bailan todas las sustancias, el único programa shampoo y acondicionador al miso tiempo”, había transmitido por última vez.

~ por subterraneosmx en 14 junio, 2011.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: